15 de febrero de 2013

Aunque digan que aquí no podemos hacerlo...

 
Siempre me preguntaban si ya lo había hecho, y se sorprendían con mi respuesta, no, todavía no. En verdad no entiendo bien que era lo que me frenaba pero todavía no me decidía. Sabia que en algún momento llegaría el momento y en Chascomús llego.
Siempre me dije, seguro mi primera vez será con un hombre, es como que me da más seguridad, no se bien porque... pero no fue así… iba caminando y a penas me dije hoy es el día Alicia iba a mi lado… si, mi primera vez será con Alicia! Ya esta, lo tenía decidido. Se lo propuse mientras caminábamos al castillo y ella no presento oposición así que solo me quedaba algún tiempo para “debutar”… Ali es seria y divertida a la vez, responsable. Viajo bastante por el mundo, compartimos ese gusto de viajar y la fotografía por supuesto.

Nos encontrábamos de viaje fotográfico con otras amigas , pero como cada una saca fotos a su ritmo estábamos medio separadas por la ruta. Nos dirigíamos al castillo de la amistad, un sitio abandonado y con peligro de derrumbe en Chascomús.

Seguimos caminando esperando el momento, todavía había que llegar al castillo, así que a Ali le quedaba tiempo para arrepentirse, a ella, YO ESTABA TOTALMENTE DECIDIDA. No estaba nerviosa, si tenía ansiedad, curiosidad, siempre había escuchado hablar muuuuucho de ese tema y ahora me tocaba a mí vivir esa experiencia. Seguimos sacando fotos en el camino, esperando llegar, esperando el momento.
En eso se nos suma Laura y le cuento mi idea, se suma sin pensarlo! Mi primera vez sería con dos chicas... ya esta, que sea lo que Dios quiera, que pase lo que tenga que pasar, no todos los días se encuentra uno con la posibilidad de encontrar a alguien de confianza con las mismas ganas de experimentar….
Dicen que las mejores cosas pasan justo horas antes de que uno deba irse o que el avión este por partir, y era mi caso. A las 15hs salía mi micro, tenía que hacerlo rápido para poder volver, claramente aunque me arrepintiera (que no era el caso) no había vuelta atrás… debía hacerlo.
Llegamos al castillo, estábamos todas foteando, cuando le digo a Lau, listo es ahora o nunca, se me acaba el tiempo… se nos suman Jime y Fany… esto va a estar bueno. No se cuanto tiempo tardaremos pero al menos estaremos las 5 juntas.
Era la primera vez de muchas, por no decir de todas…  No había nada que perder, ahí estábamos las cinco, mirándonos, decididas, al lado de la ruta…. No sabíamos cuanto tiempo iba a llevarnos pero sin duda hoy viviríamos esa experiencia
Tenía mucha confianza así que sin dar más vueltas… levante mi dedo gordo de la mano derecha, las chicas me siguieron. Tengo el presentimiento de que esto va a estar muy bueno pensé!  y si, en cuestión de minutos una Amarok gris freno. Enseguida abrí la puerta del acompañante, era un chico. Nos llevas? Le pregunte, Somos 5 poniendo mi mejor cara de buenita para que no dijera nada por la cantidad…. Si suban!
Y ahí estábamos las 5 volviendo en camioneta con aire, buena música y un copado chofer después de haber caminado 5 kilómetros bajo el sol.
Lo bueno que tiene hacer dedo es que uno se topa con la gente del lugar y la gente del lugar sin duda sabe mucho más y tiene más anécdotas que un turista. Así que Martín (nombre de quien amablemente paro para llevarnos) nos cuenta la historia del castillo abandonado que acabamos de visitar. También nos orienta sobre que seguir visitando…
“Dejanos por acá le digo”. Todas le agradecemos por el aventón. El no lo sabe pero todas debutamos con el y estuvo bueno!

Aclaración: Para los mal pensados que creian que este relato iba de otra cosa... HABLABA SOLO DE LA GRATA EXPERIENCIA DE HACER DEDO POR PRIMERA VEZ!

En mi cabeza resuenan las sabias palabras de un viejo amigo viajero: “La primera vez nunca se olvida” y seguro así será!

20 comentarios:

Mere dijo...

Al principio pensé, que hablabas de algo muy pero que muy íntimo...ejem, no sabía dónde meterme. Y cuando comprobé que se trataba de auto-stop. Uf, ¡menudo alivio! Sí, es genial. Es algo único, ¡un subidón! Siempre habrá un Martín en cada carretera :) Leerte ha sido realmente divertido, Karu, un beso

Bruja piruja dijo...

Que intriga ¿no? Deberás aclarar en que consistía esa hazaña.Se puede pensar muchas cosas...

Bruja piruja dijo...

El video que tienes encima del relato está parado. No he podido verlo
Abrazos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Además de ser locutora, escribis bien. Tu texto manipula al lector, para que crea una cosa y luego acusarlo de malpensado.
Yo sospechaba que el texto tenía una trampita. Y resultó ser así.
Bien escrito.

Sol dijo...

jajajaja, amigaaaaa que susto me pegue al principio dije que carajo le paso a esta, como me diverti al saber que hablabas de hacer dedo. Siempre te lo digo que entretenida y divertida sos. Te Kiero genia

AMALIA dijo...

¡¡Qué divertido relato!!...

Me ha tenido intrigada hasta el final.

Un besito.

Cristina dijo...

Que bueno!!! Nunca hice dedo en una ruta , pero debe tener su encanto, me encantó el relato.
Te dejo un fuerte abrazo, bonito fin de semana!

FrancHis Neumann dijo...

Ajajajajaa, qué gracioso!!! XD Yo sólo he tirado dedo con mis hermanas, de chica, cuando regresaba de la playa. Creo que nunca nos llevaron, duh! XD

Cierta vez, me perdí en un cementerio (en Arlington, Dc. Caminé y caminé entre tumbas sin hallar la salida. Hasta que vi un carro de un trabajador de mantenimiento y sin pensarlo dos veces le pedí que me saque de ahí!

Gracias por leer mi blog, muy lindo el tuyo!! Nos leemos!!

Ester de Avila dijo...

Menuda gracia, leía y se me transformaba la cara. Aca debe haber gato encerrado me dije, y así era! La carcajada que solte al leer hacer dedo. Aqui el auto stop es bastante normal pero si que es cierto que a las mujeres no se les da bien por temor.
Lindo blog. Creativo
Besos guapa

Cecy dijo...

Es cierto la primera vez, nunca se olvida. Y te doy las gracias porque mientras te leía rememore mi primera vez, también con una amiga de Buenos Aires a Gesell, y la verdad que la hemos pasado genial.
(Ojo, acá me sale la madre, CUIDATE)

Un abrazo.

Arturo dijo...

Karu:
Muy bien escrito, maneja bien la ambigüedad de la historia, que da pie a que cada quien piense con libertad de qué se trata. al menos hasta que llega el desenlace.
Es curiosa la casualidad: hoy edité un cuento ambiguo también, aunque con final abierto.
Un gran abrazo.

TriniReina dijo...

Nunca lo he hecho. Me refiero al autoestop:)Así que ni quiero imaginar lo que me he perdido. Aunque siempre es tiempo, no?

Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Jajajajaja.
Que malvada...

:P

Besos.

AMBAR dijo...

Picaruela, amena e interesante tu historia, me ha encantado.
Pero.
Febrero se va pasando
Y no pasé a saludarte
Cosas varias se acumulan
Y sin razón aparente
Más no me olvido de ti
El tiempo fue la razón
Pues a todos mis amigos
Os llevo en el corazón.
Un abrazo
Ambar

m.p.moreno dijo...

Una multitud me pensaba yo para una primera vez, pero claro... me equivoqué.
Interesante relato

reina.momo dijo...

Jajaja muy bueno, yo supuse desde el comienzo que no era lo que todos pensaríamos al principio :P

Myriam dijo...

Es una gran experiencia, lástima que ahora sea tan peligrosa...

Gracias Karu por tus felicitaciones por mi cumpleaños, siempre bienvenida.

Un beso

Mina Treintañera dijo...

Aaaahhhh, jajaja, qué buena. Yo no he hecho eso muchas veces, una o dos veces a lo sumo, a los 16 y me moría de miedo, ni más lo volví a hacer, aunque no tuve una mala experiencia. Ha de ser divertido viajar así, lo malo es que no sabes con quien te puedes topar.

Gracias por pasar por mi blog, beso!

CHARO dijo...

Yo también recuerdo mi primera vez,fue con mi amiga Tere y lo hicimos estando de vacaciones en Benicarló y decidimos ir a Peñíscola andando, llegamos pero al regreso levantamos el dedo y nos paró un chaval que iba en un descapotable y nos dejó sanas y salvas en Benicarló.....una experiencia fantástica aunque yo no recuerdo el nombre del conductor.Besotes

David C. dijo...

je je. Aún no he tenido esa "primera vez". Ya será.....
Saludos
David
Pd: He escrito un cuento en mi antiguo blog Cine para usar el Cerebro, se llama "Todos podemos ser gerentes".