14 de enero de 2011

Por lo menos así lo veo yo...

La real academia española define la palabra cansancio como: Falta de fuerzas que resulta de haberse fatigado. Hastío, tedio, fastidio.

Y cuando nos encontramos en este estado es inevitable y hasta necesario descansar, dormir, o como dicen los italianos y tanto me gusta, disfrutar el placer de hacer nada… DOLCE FAR NIENTE.
Ahora que pasa cuando ese descansar o dormir se hace constante… cuando nos encontramos en un estado de eterno descanso…? Mientras descansamos o dormimos, no hablamos, no pensamos, no discutimos, no nos cansamos... solo nos desconectamos… pero si lo hacemos y olvidamos como conectarnos nuevamente? Si nos alejamos de todo y de todos? Para mi no estaría tan bueno, yo entiendo que necesito del otro y viceversa, somos sin duda alguna seres sociales (y claro que estoy a favor del descanso necesario, que no se malinterprete lo que quiero decir) necesitamos estar despiertos y conectados, para poder comunicarnos.

Como reaccionarias si queres contarle algo súper importante a alguien y éste se queda dormido.., pensaras a este le importa un bledo lo que yo quiero decirle.. al dormirse me da a entender que no le importa lo que digo. Creo que lo mismo pasa con Dios... Le pedimos, le rogamos y le imploramos cuando tenemos problemas y cuando no… ¿Qué hacemos? ¿Cómo nos comportamos?. ¿No te paso nunca quedarte dormido en medio de una oración? A mi si claramente muchas veces, después me he encontrado diciendo, pucha che, que le pasa a Dios conmigo que no me responde… pero no sería lógico pensar ¿Cómo voy a escuchar la respuesta si estoy durmiendo?

Escribo esto porque hoy escuche a alguien quejarse a Dios “La verdad estoy harto de que Dios se ensañe conmigo, todo me pasa a mi, estoy cansado”... se quejaba de todo de lo que pasa, de lo que permite y lo que no permite, de lo que hace o deja de hacer… ¿y vos que estas haciendo? le pregunte. ¿Porque damos tantas vueltas? acaso no somos nosotros, que tomamos decisiones equivocadas que nos llevan a caminos que no queríamos transitar..? No somos nosotros que nos quedamos quedando “durmiendo en los laureles” dolidos por lo que nos hicieron o por todo lo que sufrimos por tal o cual cosa? Yo se que para algunos sonara “volado” lo que digo, pero si intentáramos caminar con Dios de la mano guiándonos? Si lo consultáramos, si nos conectáramos, si buscáramos escuchar lo que quiere decirnos en lugar de hacer la nuestra, ¿no sería todo un tanto más fácil?

8 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Es exactamente asì.

tenemos libre albedrìo. tomamos nosotros las decisiones.

Pero culpamos a Dios.

Un abrazo.

Aleka dijo...

valga la aclaración, yo lo veo de la misma forma que vos.
es verdad que somos seres sociales, seres que necesitamos de la comunicación, y creo que no sería muy loco pensar que si Dios nos dio la capacidad de poder comunicarnos entre nosotros, los humanos, cuanto más podríamos, usando esa capacidad, comunicarnos con el que nos hizo seres sociales. Dios está, solo espera que lo busquemos, todos los días, en todas las situaciones.
A no quedarse dormido!
Grande Karu, buena nota!

Humberto Dib dijo...

Buena reflexión Karu, muy bien como llevás la idea desde el "cansado" cansancio a la pregunta por lo que deberíamos hacer. Tal vez no compartamos la misma idea de Dios, pero compartimos la creencia de que todo sería más fácil si escucháramos a alguien más que a la voz de nuestra propia saturación.
Te dejo un beso enorme y gracias por pasarte por mi espacio (aunque esta semana vino un poco duro el post).
Humberto.

Laurita dijo...

Creo que tienes mucha razón con lo que dices, no solo en lo que respecta a Dios, sino también, en que a veces parece que estamos dormidos respecto a los demás. Un buen ejemplo lo encontramos en las relaciones de pareja: a veces parece que es la otra persona quien no nos da lo que necesitamos cuando, realmente, somos nosotros los que estamos "dormidos"

Un beso.

DEMOFILA dijo...

Creo que llevas toda la razón, nosotros tomamos las decisiones sin contar con Dios, y solo cuando estamos en una situación desesperada que no sabemos como resolver es cuando acudimos a Él.
¿Cuando rezamos?, cuando queremos pedirle algo.
¿Cuando hablams con Él?, cuando queremos pedirle algo.
Y así podríamos enumerar las veces que nos dirigimos a Él, en cambio cuando las cosas nos van bien no nos tomamos la molestía de darle las gracías por ello.
Dices que me deseas más de lo que dice la poesía de Victor Hugor, yo te deseo lo mismo.
Un beso de esta geminiana que te quiere de verdad

Elia dijo...

Hola karu !!
Me ha alegrado mucho que me dieses un toque para ver las entradas nuevas....puede que sea una disculpa pero me pasa todos los años, las navidades me dejan aplanada, voy solo con el piloto automático, un parón del que luego me cuesta mucho volver a empezar !
Veo que tu sí que tienes las pilas puestas, la iniciativa de ser voluntaria para ayudar al pueblo Wichi, me ha alegrado, me gusta creer que existe solidaridad y ganas de cambiar el mundo, no es lo habitual !! y sí, creo como dices, que nos quejamos pero no hacemos nada...
Estoy educada en la fe católica, pero hace tiempo que creo más en el hombre, no en su Dios. Me gustaría que nos comunicásemos más como humanos, sin religiones de por medio, y que fuésemos más conscientes de nuestra humanidad.
Personalmente, intento ser lo que quiero ser, y no siempre es fácil! Es complicado explicarlo pero,mejor quiero que sepas que estoy encantada de haberte conocido y poder ver lo que haces y lo que escribes.
Gracias!!
Besoosssssssssssss

GusPlanet dijo...

Hola Karu! Con mucho placer regreso a leerte y qué tema tan interesante nos propones hoy.
Sabes? creo, me parece, que existe una mala interpretación con ése tema de un Dios, porque creo que las religiones se han apoderado de la espiritualidad y de ése término tan poderoso, pero no todo es como lo interpretan ésas religiones ...
Una de las cosas que más valoro al viajar y descubrir otras culturas, haberme cruzado en todos éstos años con gente tan interesante, es que he aprendido que existen muchas otras realidades, muchísimas otras formas de ver o encarar la vida y me siento realmente abierto a recibir y tomar de cada uno de ellos todo lo que me puede 'servir' para realizarme como ser.
Con los años y con las garndes experiencias que he he tenido (de lo cual me siento 'bendecido' pero no por nadie en especial!), he aprendido que tengo una enorme, muy grande espiritualidad y que ello me ha llevado a 'crear' mi propio concepto de Dios, que NO tiene NADA qeue ver con las religiones. Es una conección que siento con todo lo que me rodea y es una sentimiento de vivir en 'comunión' permanente con los otros ... y aclaro una vez más: nada tiene que ver con las religiones, porque sinceramente creo que enseñan a seguir dogmas y formas de pensar y no enseñan lo esencial, que es uno mismo armar su propia espiritualidad...
En fin, no sé si me he explicado, pero creo que saliéndose de nuestras 'realidades' y poniéndonos en el lugar de los otros, es que aprenderemos a confiar en nosotros y en los demás!

¡Un saludo muy grande!

GUSPLANET

MAR dijo...

Yo duermo poco...no me quiero perder nada...total luego tendré un sueño eterno.
Besos.
mar