18 de noviembre de 2016

Lo aprendi viajando



Hace un ratito, en un grupo de chat con amigos (hoy muchas cosas pasan en grupos de whatsaap)  dije lo que ya he afirmado muchas veces que trabajaba para viajar, que vivía sin sufrir pero sin tanto lujo porque para mí viajar era mi forma de vida, mi sueño: pisar al menos el 50% del mundo. Soy extremadamente afortunada de poder viajar. Muchos me preguntan porq viajo… viajo porq me gusta, porq es un sueño que elijo cada día: recorrer el mundo. Dije que viajando había aprendido quizás más que en la escuela. Fue entonces que uno me pregunto: -“viajar es lindo, relax puro, fiesta, salir de la rutina pero no entiendo porque lo llamas escuela?” Trate de explicárselo en resumidas cuentas pero fue tan resumido que Mejor lo digo por acá también… Intentare relatar tan solo algunas cosas que aprendí viajando….
Trabajo, ahorro y viajo!
Sin duda, viajar me enseño a ordenarme, a marcar prioridades, ya que para viajar a veces necesitamos un poquito de capital y entonces me hizo aprender a ahorrar. A darme cuenta que necesitaba y que no. Que era importante, que necesario y que imprescindible. Yo sé que prefiero ahorrar para una excursión o un viaje que para zapatos y ropa nueva. Hay gente que ahorra para tener el coche de sus sueños, su casa, ropa de moda. Yo ahorro para comprarme los mejores recuerdos.
Viajar me enseño a creer en mí, creer que puedo hacer eso que quiero, que con esfuerzo, ganas, dedicación y trabajo se llega a las metas…
Una de las cosas que más se aprende viajando es a reconocer sabores, personas, banderas, estilos de vida, vivir diferentes culturas y costumbres, y en eso mis queridos, en eso ya te haces una escuela. Aprendes que se puede confiar, aprendes en quien confiar, que probar y que no.  A quien aceptarle un aventón y a quién no. Aprendes sin duda a conocer la mirada de la gente. Hay gente buena y mala en todos lados.
Viajando te casas un poco con cada país al que visitas, porque algo te compra, te enamora, y entonces ya no podes creer lo que te muestran en los diarios, en lo generales que son cuando hablan de tal o cual lugar... porque no hay nada mejor que vivirlo en carne propia, el resto que la cuente como quiera.
Vas aprendiendo que lo que realmente importa no se compra con dinero y que a veces los seres humanos nos llenamos de excusas. Siempre suelen decirme “que suerte tenes de podes viajar”, y mi respuesta automática es: “vos también podes hacerlo”, entonces empiezan, que tengo que pagar el auto, que con los niños ya no puedo, que quien va a cuidar la casa…. Mil excusas terrenales. it's all about choice Si queres se puede, los niños se adaptan a los viajes… el auto hoy esta, mañana no… y tu vida seguirá sin más… todo es cuestión de las decisiones que tomes, de lo que quieras, lo que elijas. Pero no vale decir NO PUEDO POR…
Viajando comprendes que a veces la sociedad te marca como ser, que decir, como vestirte y sabes qué..? no  estamos en el mundo para conformar a otros, ni para seguir los moldes que la sociedad te impone, así que vestite como quieras, come lo que te guste a la hora que te guste, hace el ridículo tengas la edad que tengas, equivócate, proba cosas nuevas, retráctate, compórtate.. DISFRUTA, moríte de risa: SE FELIZ.
Viajar te abre la cabeza, a veces te la parte en dos, te rompe los moldes, te sacude. Es que viajando entendí que cada ser humano tiene su realidad y que hay mil millones de realidades que son muy similares o netamente diferentes a la mía y que es MUY necesario ponerse en el lugar del otro. Sin juzgar, respetando, amando. Que quizás lo que un país se enseña como educación en otro es falta de la misma.
Aprendí de idiomas, de historia, de geografía, de comidas típicas, condimentos...
Aprendí de extrañar a la familia, de lo rica que es la comida de mamá y que la Coca Cola no es igual en todo el mundo.
Aprendí que a la hora de lo dulce a veces se puede extrañar el alfajor y el dulce de leche.
Aprendí que todo se acomoda, que nunca estamos solos, que seguramente habrá cosas que salgan distintas a como las planeamos pero que no es el fin del mundo, que siempre hay una segunda opción y que sin duda, ese imprevisto se volvió una anécdota, una historia que contar muchas veces recordada a carcajadas. Aprendí a relajarme y a disfrutar del viaje, que un colectivo y el tren vuelven a pasar y otro avión va a salir.
Aprendí a viajar sin miedo. La gente te va a llenar la cabeza con miedos infundados, “te vas a enfermar y que vas a hacer”.. “ y si te roban,”... “te van a secuestrar” “ ojo donde te metes, vos viste que peligroso se vive hoy” El miedo es sin duda el enemigo del viajero. Yo sé que nunca viajo sola, llevo a Dios conmigo donde voy, y nada malo va a pasarme. Así que aprendí a ser cuidadosa, a dominar y controlar esos miedos que te quieren imponer para que no lo hagas.
Aprendí que los viajes curan, sanan!y me ponen de buen humor.
Aprendí que por más que suba la mejor foto o que escriba el mejor relato nada podrá explicar del todo lo maravilloso que es la creación de Dios. Nada podrá explicar lo especial de tal lugar y lo afortunada que soy de poder verlo, sentirlo, tocarlo.
Sé que solo he visto una pequeñita parte del mundo pero he aprendido mucho de él, y seguiré aprendiendo. Estas son tan solo algunas de las tantas cosas, las que se me vienen ahora a la mente, pero fundamentalmente uno nunca termina de aprender… hay un dicho que dice, “no te acostarás sin haber aprendido algo nuevo”. Creo que eso es exactamente lo que pasa en los viajes, todo nos puede enseñar, de todo y de todos podemos aprender
Hay todavía mucho mundo allá afuera que me espera y no pienso faltar a la cita porque siempre voy a preferir acumular millas a bienes!


26 comentarios:

Manuel López Paz dijo...

Viajar da cultura...Y quita fascismos y racismos....Aprendes a valorar lo que tienes en casa.

También a mi viajar (lo hacía frecuentemente) me enseñó a ordenarme y contentarme con poco. Vale igual el viaje en tren, que en avión o bus...incluso en el coche. Simplemente hay que estar alegre por viajar.

Besote guapa

Genín dijo...

Ojalá que puedas seguir siempre así... :)
Besos y salud

tecla dijo...

Haces muy bien de decir lo que piensas y opinas, Karu.
Es la manera de salir de nosotros mismos para comunicarnos con los otros. Ten cuidado con el exceso de palabras que pueden atascar la comunicación y todo se te convierta en nada.
Dices cosas muy interesantes.
Apasiona leerte.
Un beso grande de bienvenida.

Ester dijo...

Te deseo toda suerte de venturas en tus viajes. Me gusta viajar aunque no puedo hacerlo tanto como quisiera. Un abrazo

Karu dijo...

Muchas gracias. Buen fin de semana.

Karu dijo...

Lo tomo. Gracias. Besos

Karu dijo...

Besos

CHARO dijo...

Se nota que disfrutas mucho viajando, ya lo creo que tanto el viajar cómo la vida misma es una gran escuela. Yo he viajado y aprendí mucho de esos viajes, ahora ya apenas viajo y si lo hago dentro de mi pais y estoy deseando regresar a mi casa y es que la edad y otras circunstancias te cambian y te trasformas en otra persona......el proceso de la vida.Besicos

Franziska dijo...

Gracias por el comentario dejado en mi blog y como consecuemcia he podido pasar a visitarla. Me ha parecido genial xu sentido de la vida. Ese entusiasmo que demuestra por conocer el mundo y aunque parece que es una tarea prácticqmente imposible, al menos si merece la pena intentarlo. Es una apertura de la mente y creo yo, es solo una opinión, que alejar la rutina de la vida de una persona es el más alentador proyecto de vida. Estoy muy de acuerdo con sus opiniones, las encuentro muy acertadas. Es nuerno descubrir que somos mças iguales de lo que creemos que las diferencias están provocadas por el clima y las circunstancias pero, en el fondo del corazón humano, laten los mismos deseos. Las diferencias no son de fondo, están en la forma,

Saludos muy cordiales desde Alcalá de Henares que es un pueblo declarado patrimonio de la humanidad, por la UNESCO Y EN EL QUE ME VINE A VIVIR CUANDO ME JUBILÉ.

Mari-Pi-R dijo...

Comprendo muy bien tu ideal, mi esposo diría lo mismo ya que él siempre le ha gustado viajar, yo he viajado pero no con el mismo afán que vosotros lo sentís.
El viajar da mundo y cultura a la vez, pues para que repetir lo mismo que tu también has explicado.
Aprovecha ahora que eres joven para hacerlo y disfruta descubriendo el mundo.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Muy bien Karu si te gusta hazlo. Besos y a disfrutar.

Karu dijo...

Beso Teresa. Gracias x tu visita

Karu dijo...

Ja si eso intento aprovecgar cada momento. Gracuas x tu visita a mi blog. Un abrazo. Q estes muy bien

Karu dijo...

He escuchado hablar de Alcala. Una amiga tiene parientes... Sé esta cerca de Madrid.. en mi próx viaje a Eugpps intentare conocer

Karu dijo...

Beso enorme Manuel

Alfred dijo...

No te canses nunca de viajar.
Es la mejor escuela.
Claro que sí!
Un abrazo!

ËMy£iâ dijo...

Querida compatriota.. tus viajes son mis sueños. Como tu, adoro el conocer otros países , su arquitectura, pero sobre todo .. la idiosincrasia de cada uno!. por mi profesión, he tenido y tengo el enorme placer de visitar y encontrarme con otras culturas, con otro pensar y ser , tan diferente al nuestro...lo cual amplia tus " horizontes " en saber y ver ", la vida desde otro angulo. He visitado , países prósperos, que nos superan en años de civilización.. pero otros en donde el dolor y sufrimiento humano , te parece incompresible. Vuelves desde ellos, con lagrimas en tus ojos, escuchándote decir : que estoy dejando detrás de mi ?. Eliges tu horizonte al viajar.. pero, y como es mi caso que visito países con culturas tan diferentes a la nuestra .. y ni hablar de lo que se da en llamar el " 1er mundo ", no puedo comprender tanta desigualdad .. tanta realidad ignorada por tantos !. Y el constatar que medicamento .. es poco .. muy poco , lo que por ellos se hace.
Todos mis conocimientos y sentir, los debo a tantas idiosincrasias diferentes.. te abren el cerebro.. te otorgan esa capacidad de meditar absorta , devanando los hilos del hastío o tristeza.. como el desafío, ante la superación , ante tanto adelanto en las ciencias.
Todo ello, hace a tu crecimiento y sentir , como Ser humano. Tu saber Ser !
Por todo esas experiencias , es que como tu , adoro el conocer otros lugares en nuestro maravilloso y a veces , no tanto.. mundo.
Cariños, amiga.
Emy.

TORO SALVAJE dijo...

Si te gusta viajar disfrútalo a tope.
A mí ya no me gusta.
Me hubiera gustado mucho viajar hace cien años o antes.
Ahora ya no, los aviones son cajas de tortura (mis piernas no caben en el espacio asignado para ellas), los turistas son una plaga, da igual donde vayas: Venecia, Roma, Londres, París, Berlín, Nueva York, Estambul, Barcelona (lo veo a diario)... no se puede ni caminar, colas y más colas, y mal trato por parte de restaurantes y hoteles ya que no tienen que esforzarse en captar clientes... en fin... un desastre.
Y como guinda: la globalización, las mismas tiendas, los mismos productos, la misma ropa...

Yo no juego ya a eso.

Besos.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Karu.. Esta filosofía de vida que cuentas es la mejor universidad del mundo, hay que trabajar para vivir, pero para vivir la vida, viajar, vivir, conocer, es la mejor manera de enriquecerse, pero no de riquezas materiales, de riquezas espirituales.. !muy bien! No pierdas nunca ese espíritu viajero..!Ah! y nos lo cuentas..
Un abrazo..

Celia Segui dijo...

Me encanta viajar, pero ya casi prefiero la naturaleza a las ciudades.
Muchos besos, Karu.

Sara O. Durán dijo...

Disfruta mucho de tus viajes y de todo lo que hagas. Un gusto volver a verte.
Un fuerte abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Viajera desde niña pienso que se abre la cabeza muchisimo
Que sigas disfrutando!!!!
Cariños

karin rosenkranz dijo...

Sos afortunada!, es muy enriquecedor y divertido a la vez, recorrer el mundo tan ligera de equipaje.
Que Dios te acompañe.
Siendo prudente todo sale bien.

saludos

AMALIA dijo...

Sin duda, viajar es muy gratificante. A mi también me gusta.

Que disfrutes mucho.

Un beso.

Abuela Ciber dijo...

FELIZ NOCHEBUENA!!!!
FELIZ NAVIDAD !!!!!!
.
.
Nos vemos el año entrante....
te dejo un presente en estas palabras mensajeras,
portadoras de cariño y energias de BienEstar:
.
-
Te deseo:
Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
Que la Buena suerte te persiga.
Que cada día y cada noche tengas
muros contra el viento,
y un techo para la lluvia.
Que tengas alimento junto a la fogata y
risas para consolarte.
Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,
Y........
todo lo que tú corazón desee!
.

Florencia Alegre dijo...

Me encantó lo que escribiste, tengo 20, desde chica es mi sueño conocer el mundo y sus culturas. Por suerte mi novio, también tiene ese sueño y nos dijimos que vamos a empezar a ahorrar para poder viajar.
Gracias por expresar todo eso, más que nada la parte del miedo.
Y lo que decís de la ropa, o de como te ves, es genial. Porque tenés razón pensando en la cantidad de personas y culturas que hay en el mundo, y que todas se visten diferente y que realmente todos están bien.
Me encantó, gracias