4 de abril de 2014

TE DESAFIO A DAR!



La cosa es así… hace bastante tiempo fui a un campamento, los acampantes comunes pagaban un monto y los lideres pagaban otro (sesenta pesos menos). Yo era una especie de líder pero no solo eso, sino que de un grupo nuevo, por lo que había comprado mucho material para empezar la actividad. Había gastado mucho más de lo que salía el campamento por lo que le dije al tesorero en aquella oportunidad, te pago como líder. PODES CREER QUE al ver que podía pagarlo me reclamo el total. Me pareció injusto, había gastado el doble y no lo estaba reclamando y él quería que pagara aún mas…le dije: “después te lo pago…”.
No fue el dinero lo que me molesto, si no, su actitud. La suma en cuestión era insignificante $ 60 argentinos que vendrían a ser hoy casi U$S 8.
Ya había pasado muuuucho tiempo de eso. Yo ya había olvidado el tema. Una vez yendo a una reunión me encuentro con este flaco que medio PATOTEANDOME me pide la plata… bancaaaaaa le dije, no es el momento ni el lugar y no traje plata. Realmente no llevaba plata conmigo en esa oportunidad, iba con lo justo, pero me molesto tantísimo su poco tacto, su desubicación... y todo por $60. No reproduciré lo que contesto él en esa oportunidad, lo que si se es que ese día, en ese momento, entendí que tenía dos caminos… Era INJUSTO lo que el reclamaba… asi que podía quedarme criticándolo, gritando, peleando… ; regalarle la plata y mantenerme al margen, o dejarlo en manos de Dios. No iba a permitir que su actitud o ese injusto reclamo me quitaran la paz, asi que simplemente decidí que NO PAGARÍA LO QUE NO DEBIA…. Y decidí que SI IBA A REGALAR $60 se lo regalaría a alguien que los necesitara.
El tipo es medio mezquino, con fama de tacaño… pero esta vez lo había comprobado en carne propia. Hace un tiempo me acorde que no le había regalado a nadie los $60 por lo que me dije... mal por mi… regalare el monto por duplicado $120 por tardar en dar…. solo tendría que buscar a quien.

Ayer iba la peluquería a cortarme las puntas, ya que las tenía hechas un desastreeee.
En el camino me encuentro con una señora y un nene sentados en una vereda mientras caminaba… les sonrió, como suelo hacer caminando por la calle (me gusta ver gente sonriendo y trato de hacerlo) y me devuelven la sonrisa y un, ¿te puedo pedir un favor? Claro dije. ¿Me podrías dar algo para darle al nene de comer? Automáticamente se me vinieron a la cabeza los $ 120. Le pregunte: ¿Dónde vivis? La señora me contesto donde y le pregunte ¿tenes para cocinar? Si, me dijo, pero no tengo que cocinar….y empezó a contarme una montaña de problemas familiares, esperame, le dije, ya vengo.

Entonces fui a un supermercado que había a metros... y empece a comprar haciendo cuentas mentales, por $ 120. Pollo. 1 paquete de fideos. 3 leches. 1 paquete familiar de galletitas. 2 paquetes de arroz. 2 de polenta y 2 lata de arvejas. Todo sumo $ 124.3. Salí del super con 3 bolsitas, iba caminando hacia la mujer que al verme se para con cara mezcla de sorpresa y entusiasmo…. Toma, que comas rico! GRACIAS, me dijo de mil formas… después de una charla rápida de la situación del país, que incluyo planes sociales, me despedí y seguí caminando. Me faltaban unas cuadras todavía para la peluquería.
Me corte el pelo, sali y me disponía a volver a casa… se me había desatado el cordón de la botita que llevaba puesta así que me agacho  y me ato el cordón… veo así a lo lejos un billete de 100 doblado en rollito tirado… me paro al lado… miro, nadie estaba cerca asi que lo agarro… lo abro y no era un billete, eran 2 de $100 y uno de $50, total $250. Creer o reventar hace 2 horas máximo había regalado $124 y acababa de encontrarme el doble. DAR PARA RECIBIR es lo primero que se me vino a la cabeza… y después PORQUE TARDE TANTO…

No te cuento esto para que me digas Que bien! lejos estoy de eso.. no me importa, ni lo necesito. Si lo conte es porque quiero que juntos reflexionemos. Es fija, si queremos recibir primero debemos dar… dar de corazón... asi que TE DESAFIO A DAR de lo que tenes, sea plata, comida, ropa, compañía, un abrazo, tiempo, sangre, sonrisas... dar amor en cualquiera de sus formaslo que sea pero dar Vivimos tiempos complicados, de intolerancia, violencia… cada día leo en los diarios cosas horribles que me hacen preguntarme ¿A dónde vamos? ¿Nos mataremos entre nosotros? NO, no deseo eso, yo intentaré marcar una diferencia, ¿te sumas? Un gran mandamiento nos dejaron: AMA A TU PROJIMO COMO A TI MISMO… AYUDA, DA. No solo ayudaras AL OTRO si no que también te harás bien a vos….  No des esperando recibir, asi no funciona... da porq si... porq lo sentis, porque te sale... Quizás te vuelva rápido, quizás tarde un poco más, pero te aseguro que la vida es un boomerang y TE VA A VOLVER… y te vas a sorprender… Das Amor = Recibis amor...
Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien!!!!
Da de lo que tienes sin buscar compensación. Lo que hagas que te lo pague Dios.


30 comentarios:

CHARO dijo...

Vaya historia más bonita Karu, al contarla me ha acordado que en cierta ocasión una persona me pidió prestadas 150.000 pts (hace ya bastantes años que vienen a ser 900 euros de ahora y era porque quería cambiarse de coche)no entendí que me lo pidiera a mí cuando sabía que yo tenía dos hijas a las que tenía que mantener yo sola y esa persona tenía padres en bastante buena posición económica.Al poco tiempo me devolvió 50.000 y el resto me dijo que ya me los daría......han pasado los años y esa deuda de 600 euros ahora (100.000 pts) nunca me los ha devuelto, yo jamás se los he pedido y eso que tiene una muy buena posición económica (mejor que la mía) y hace tiempo que los dí por perdidos, eso sí ya no tengo la intención de prestarle nunca más......a no ser que sea a alguien que pase necesidades y que en vez de prestamo sería donación. Tú hiciste una gran obra al comprar comida para quien lo necesitaba y eso demuestra que eres una estupenda persona.Besicos

AMBAR dijo...

Hola Karu.
En el plano físico no sé si funciona así, nunca me llegó tanto como dí.
En el plano emocional de amor incondicional, debí de recibir bastante, o lo poco que recibí lo aprecio muchó, porque aún sigo y seguiré agradecida toda la vida, a unas muestras de cariño que me llegaron de un rincón del cosmos hace un tiempo.
Un abrazo
Ambar

Jo dijo...

A veces el hacer el bien te retribuye en que contigo te sientas mejor y hasta te quede la satisfacción
muchas veces quien ayuda no espera nada a cambio pero... que lindo es cuando de pronto y de la nada alguien viene a compensar lo que has hecho o te manda bendiciones o simplemente es recíproco.


besos

:)

Genín dijo...

Tienes razón, lo importante es DAR, y mucho mejor si no se espera nada a cambio, cosa imposible porque siempre se recibe, simplemente lo bien que se siente uno no tiene precio.
No te olvides de darle al tipo los 60, a lo mejor le están haciendo falta :)
Besos y salud

Karu dijo...

jajaaj Genín, tienen razón, la plata no era de el pero quizás le hacia falta, jejeje

Cecy dijo...

Que no sea un desafío, que sea como tiene que ser, sin pensar en lo que viene y menos en lo que das, esa me parece, quizás me equivoque, es una buena manera de dar.
Creo que no estamos preparados para ello, si no, no se justifica tanta miseria y desigualdad.
Pero me gusta la gente que lo intenta, porque en el intento ya has dado.


Un abrazo.

trimbolera dijo...

He seguido tu relato casi sin respirar. Feliz conclusión y con toda la verdad.- Besetes.

RECOMENZAR dijo...

.

RECOMENZAR dijo...

Vengo a devolverte la visita me encanta lo que veo y tu espíritu es increible
Nos seguimos leyendo un abrazo

Gumer Paz dijo...

Hola Karu. En España decimos algo así como que cada uno cosecha lo que siembra.
Me encanta tu blog; tienes una entradas muy interesantes, pero necesito un rato más para seguir leyéndote. De momento me apunto como seguidor para no perderme nada de lo que publiques.
Un beso ;)

Sergio dijo...

Karu, muy bien por lo que hiciste, al dar a gente que necesita, yo doy cuando puedo y lo que puedo, a gente que necesita, pero necesariamente a personas que están cerca de mí, familiares, vecinos, compañeros de trabajo, alguien que yo sé que verdaderamente necesite, a desconocidos nunca, hay mucho engaño en la vida.

Y lo que me tengo prohibido es dar en las donaciones para instituciones que se recolectan en supermercados o tiendas, NO SE SI LES VA A LLEGAR.

En fin cada quien con sus ideas, lo importante es dar, como tu lo dices, si no se puede más aunque sea una sonrisa.

Un abrazo con amor

Fina Tizón dijo...

Yo pienso que la generosidad a la corta o la la larga siempre recibe recompensa, Karu. Y diré más, mejor funcionaria el mundo si fuésemos mas desprendidos, y.., con el corazón en la mano, en general lo somos poco.
Un abrazo
Fina

AMALIA dijo...

El relato me ha encantado y creo que has hecho muy bien.

Es muy bonito dar. Creo que siempre se debe de ayudar en lo posible a los demás.

Gracias por este hermoso mensaje.

Un besito. Feliz fin de semana.

Laura. M dijo...

Un gesto muy bonito y recogiste el doble;)
Creo que cuando damos no esperamos nada a cambio, lo hacemos por que nos sentimos bien..
Buen finde Karu.
Gracias por tu visita.
Un beso.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Una experiencia muy reveladora, a veces pasan cosas así, no abundan, pero pasan :)

Yo no creo en Dios, o por menos no creo en ningún dios de ninguna religión, pero sí creo que hay algo más allá (y más acá), llámale energía o llámale como quieras, y me gusta pensar que es bondad y amor sin más (y con todo lo que ahí cabe, que es el mundo entero).

Es verdad lo que dices, es bueno dar sin pensar en lo que recibirás a cambio, eso puede llevar a muchas frustraciones, pero siempre hay algo ahí que queda, una satisfacción... Mira, tiene que ver con lo que dices ahí en la parte izquierda de tu blog, cuando hablas de los medios de comunicación: "...yo sigo prefiriendo el viejo beso y el viejo abrazo artesanal que desde siempre comunica tanto".

En mi caso a falta de poder dar nada más, desde muy jovencito fui por la vida regalando dibujos. Y en eso sigo.

Y ya está, no digo nada más, y eso que dudé entre comentar o no comentar, pero, claro, el nombre de tu blog anima a decir, así que ya ves, opté por la opción de "Mejor lo digo".

Por cierto...

...¿tú no me debías 50 dólares?

:D

(es broma)

(me debías 100 dólares)

:D

Bueno, bromas aparte... te envío un abrazo desde España bien grande :)

estrella en el ocaso dijo...

Hola Karu, que relato más fantástico, las bendiciones se duplican. Yo también me hago las mismas preguntas que vos, al observar en el tiempo en que vivimos y tienes toda razón, dar amor en cualquiera de sus formas.

Por lo pronto te doy una de mis sonrisas, te dejo un cordial saludo, feliz tarde de sábado.

María dijo...

Amando al prójimo desde la solidaridad, ofreciendo y compartiendo.

Un beso.

DEMOFILA dijo...

Una entrada muy entrañable y sentimental, llevas razón si damos lo que tenemos sin esperar nada a cambio luego lo recibiremos, de alguna manera, multiplicado, así se compensa la vida y los problemas de todos.
Te felicito por tan estupenda entrada que ayuda a los demás y lleva a la reflexión.
Hola geminiana, la vida por aquí va muy bien, me ha encantado que me visites de nuevo, hace tiempo que no nos visitamos.
Gracías por tu cariñoso comentario.
Besos, te deseo una feliz semana.

Luis García dijo...

Muy buena mentalidad, y no sólo eso, sino buena forma de vida aquella que entrega. Es plenamente satisfactorio y llena el alma... El egoísmo es un terco compañero y nunca te trata bien, en cambio la solidaridad siempre te guarda una sonrisa.

SALUDos

Tesa Medina dijo...

Aunque no te hubieras encontrado ese dinero, seguro que te seguirías sintiendo regia por lo que hiciste, Karu.

A mí no me cuesta dar, aunque sí he aprendido a diferenciar a los que de verdad lo necesitan y a los "gorrones" que decimos por acá.

Dos chicos jóvenes me han pedido una ayuda para la leche de sus bebés en poco tiempo, hemos ido a la farmacia a comprarla y la persona que despachaba me miraba con incredulidad. La leche no es barata, pero seguro que ese dinero me lo puedo ahorrar de cualquier tontería que no necesito.

A uno de los chicos lo encontré llorando ante la indiferencia de la gente que se apartaba de su lado o se reía al verlo llorar.

Compartamos lo que tenemos, a veces un poco de charla, una mirada, una sonrisa, no tiene porque ser sólo dinero, comida y ropa.

Un beso, Karu, feliz otoño desde mi primavera.

Garriga dijo...

También hubiese podido ser que te detuvieras a atarte la botita y que se te cayera un árbol en la cabeza y también hubiera estado bien.
Fuiste impecable con la rara venganza de los 120 y con eso alcanzaba. Lo unico que queda por reflexionar es que hay que ser impecable hasta para atarnos los cordones, porque eso puede ser lo último que hagamos, o lo primero de lo que va a venir. Saludos. Me gustó la historia. Me hizo bien.

Darío dijo...

Pero dar sin esperar, sin dudas, a pesar de los tacaños. Un abrazo.

JULIA dijo...

Karu en una sociedad tan egocentrica como la nuestra, a veces nos olvidamos de dar...y solo reclamamos que recibir...
pero no se puede recibir si no das...
y ademas a mi me produce place dar...
no solo cosas materiales, si no regalar sonrisas que bastante crispación tenemos, regalar amor a manos llenas que de las guerras ya se encargan otros...
Gracia por tu visita...un saludo desde España, me quedo por aquí para compartir tiempo y vivencias...
A y si un día tienes la oportunidad de viajar a España. acércate al Monasterio de Piedra. es un lugar hermoso, para sentarse si no a llora, a disfrutar del sonido del agua...también leo mucho...de todo un poco, pero me emociona Coelho

Elia Carro dijo...

Hola Karu ¡! Siempre te lo digo, me resulta reconfortante leerte, oírte….Me gusta tu corajé de decir palabras positivas, sin cinismo. GRACIAS POR SER COMO ERES ¡! BESOSSSSSSSSSS

Pilar Cárdenes dijo...

Hola karu. Sin llegar a confundir generosidad con dar y darse a continuamente por una baja autoestima, me parece necesario, reconfortante y a la larga la ley del boomerang funciona.

Un abrazo y feliz semana

Pd.- por aqui me quedo para no perderte de vista

Myriam dijo...

¡Qué linda historia, Karu! Es que es así si somos generosos con el Universo, el Universo nos lo devuelve multiplicado. Pero generosos de verdad, desde el corazón y sin esperar nada a cambio.

Un abrazo, Feliz descanso pascual y gracias por tus comentarios encasa.

Roxi dijo...

Asi es la vida... pero la recompenza mas grande es sentirse gratificado por esas personas a quien diste!!

Que tengas una semana estupenda.. besos Karu.
PD: te llego alguna vez mi carta?? :O

Mily Murillo dijo...

Hola, ha sido un gusto llegar a tu blog. Menudo post me ha traido y es que en nuestros días el dar, el compartir sin esperar algo a cambio es un acto de fe a nuestra propia humanidad.

Si me lo permites me quedo, besos y abrazos.

Gamar dijo...

Precioso.

RECOMENZAR dijo...

Me encanta tu blog
no hay nada como el tuyo
te sigo leyendo