28 de mayo de 2012

Mi maestra de 2º grado

 
Sin duda en mi vida hay personas que han sabido dejar su huella. Hoy escuchaba por ejemplo en la radio hablar de “los maestros” y sus enseñanzas (hoy se celebra el día de la maestra jardinera, yo tuve dos solas, Carmen y Graciela... De Carmen no tengo mucho que decir, no era ni buena, ni mala… Era dulce, a mi mucho el colegio no me gustaba (no es novedad no?) y mucha bola no le daba, y Graciela... (voy a expresarme de una forma que no suelo hacer) era tremenda hija de p…. Me portaba medio mal, lo reconozco, pero querer hacerme repetir sala de 5 NO TIENE PERDON DE DIOS…. Era una arpía, una maestra nefasta, de hecho no entiendo como le dieron el titulo…. Entiendo que muchos puedan decirme, pero Karu ¿Cómo es que te acordas tanto de tu maestra de preescolar? Si, claro que me acuerdo era MALISIMAAAAAAAA, pero no obstante mi recuerdo, lo confirme cuando luego de unos años, mi prima, con la cual me llevo unos 4 años, también la tuvo y parece que la experiencia también fue nefasta, y claramente mi prima no tiene problemas de conducta. Años mas tarde, mi hermanito, con el q me llevo 13 años, también la tuvo y horrible. Me pregunto ¿es eterna esa bruja? Espero que ya no siga en el colegio, pero bueno hablando de los maestros en general… yo no estoy acá para juzgar su tarea o su pedagogía, hoy los chicos son demasiado terribles, pero si quiero recordad a una buena maestra, a una maestra con todas las letras.
En segundo grado, cuando a penas tenia unos 6/7 años, tuve a una señorita llamada Olga, Olga Pujol. Ella llamaba cada mañana mi atención. Por entonces yo ya era vaga y rebelde pero sabia comprarme con algo de ternura a las maestras... y así fue, que aún con mi rebeldía y algo de mal comportamiento, me compre a la seño Olga, algo que ella nunca supo era que ella, también me tenia comprada a mi.
Tenía un carácter especial, era dulce y comprensiva pero a la vez severa y exigente. Tengo su voz todavía gravada, un timbre algo enérgico amalgamado con una amabilidad que pocos hubieran sabido combinar. Estaba empecinada en que entendiéramos que “querer es poder” y entonces nos hacia repetirlo cada mañana al entrar al aula. Nos hacia parar a cada uno en su silla, decir, querer es poder, y recién ahí sentarnos.. Creo que todos, a nuestro modo, hemos aprendido algo de la Srita Olga, de sus ocurrencias, de su habilidad para enseñar cosas con ejemplos mas q didácticos…
Esta claro, hay gente que nace para ser maestra, ella era asi… no perdía nunca la oportunidad de enseñar. Por entonces (crease o no) yo era todo lo contrario que ahora, era muy tímida, y ella quería que actuara, obvio yo no quería, no me animaba.. y me obligo a actuar de dama antigua… solo tenia que decir un frase : “para balas mi reloj”, jajaja todavía lo recuerdo… me la pasaba ensayando esa frase… Después de ese acto, chau timidez...
Con Olga aprendí a emocionarme escuchando historias…  aprendí mucho mas que algo de matemática y lengua, la recuerdo con una sonrisa en mi cara… Sé que pasaron muchos años, ella ya era grande, yo no se que será de su vida, pero guardo en un rincón especial en mi corazón a mi maestra de segundo grado!
Mi homenaje desde acá y mi aplauso a todos esos maestros sean de jardín, primario o lo que fuera, que educan con valores, con convicción, con vocación, con AMOR

16 comentarios:

Cristina dijo...

Me trajo un montón de recuerdos leerte, precioso post!
Te dejo un fuerte abrazo, bonita semana.

andré de ártabro dijo...

Cuando hablas de Olga se nota en tus palabras pasión , no era una profe que enseña , era una maestra con la que se aprende, quienes ejecutaban la acción eran los niños.suerte que has tenido , porque profesores hay muchos , maestros-as muy pocos.
Me uno a tu homenaje a esos maestros que a veces se cruzan en nuestro camino.
Besos.

Patty dijo...

Jajajaj que buen post, de pronto a mis años he recordado mis días del cole.... y tu has descrito maravillosamente tus días ahí... muy bueno Karu, me has robado una sonrisa..... besitos preciosa muá :**

Luján Fraix dijo...

Yo también recuerdo mucho a mis primeras maestras con quienes siempre tuve una excelente relación: Delia, María del Carmen( una monja) porque iba a un colegio religioso de hermanitas venidas de España.

Besos y gracias por visitarme.
Cariños miles.

sabores compartidos dijo...

Bueno siempre hay algun maestro que a uno, por una u otra razon, se le queda marcado de por vida y tu ahora me has recordado a alguno de ellos.
un abrazo

Aquamarine dijo...

Que bueno es encontrarse una entrada como esta, porque no solo trae a la mente imágenes dulces de tu experiencia, sino también de la propia, y es que algunas personas son maestras de la vida, sus trabajos son extensiones de ellos mismos, es increíble...

Gran entrada y homenaje! Has hecho que quiera conocer a Olga n.n

CHARO dijo...

Al hablar de esa mala maestra me has hecho recordar el Colegio de monjas donde estudié desde párbulos hasta 5º de bachiller y la verdad que tengo muy malos recuerdos de aquellas "servidoras" de Dios, de hecho lograron traumatizarme. Menos mal que tú salvaste con esa buena profesora que te dejó profunda huella me alegra que tuvieras esa suerte que yo no tuve.Besotes

Tropiezos y trapecios dijo...

:-) yo creo que todos hemos tenido a lo largo de nuestra infancia profesores buenos y profesores nefastos.

Al igual que tú yo tuve una profesora a la que llegué a odiar con toda mi alma y de la que no recuerdo absolutamente nada bueno y otra profesora que era muy buena y que casi casi soy capaz de recordar todas las clases aunque tuviera 8 años.

Creo que es parte de la enseñanza, saber que hay personas buenas y malas y personas que te harán la vida imposible y otras te ayudarán. Quizás sea todo una trampa del colegio jejeje.

Un saludo.

Oski.

Vicente Rubio dijo...

La palabra "maestra" ya encierra en si algo grande, fíjate a Cristo sus discípulos le decían "Maestro".
Esta palabra maestro, encierra sabiduria y eran personas entrañables con el sentido del deber muy alto y sus horas de dedicación hacia nosotros eran innumerables.
Ahora como buenos funcionarios las horas están marcadas y el que no esta pùes no se encuentra
Todos nos acordamos con nostalgia de esos "Maestros" con mayúscula que con tanto cariño nos enseñaron y sobretodo nos enseñaron a ser responsables que es lo mas difícil de enseñar.
Un beso brande amiga mia.

xiana dijo...

Hola! me ha encantado tu post! Mi madre es maestra y para mí todo un modelo a seguir.

Gracias por pasar por mi rincón soñado y dejar un comentario desde tan lejos!! :) Estoy emocionada!
Te sigo!
Besos

Sara O. Durán dijo...

Lo maestros que más nos "molestan" al paso del tiempo son a los que más adoramos, y lo enseñado nunca lo olvidamos.
Gracias por tu amable visita. Te espero cuando gustes, siempre me encantará verte.
Te dejo un abrazo con cariño.

CARLOS dijo...

Cuanta educación recibimos de esos viejos maestros, tantas enseñanzas y también cuanto de su vida dejaron en darnos cultura. Me gusta tu post. Un saludo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gracias por la visita a mi blog! Tarde pero seguro, vengo al tuyo y me encuentro con la maestra de segundo grado, yo tambien tuve una maestra de se grado muy especial, a la que recuerdo con particular cariño.
Encantada de encontrar tu blog, Sra. locutora. nos seguimos leyendo!

Lola dijo...

Hola amiga, cuantos recuerdos han llegado a mí leyéndote, y es que en la vida la época de la juventud no se olvida por mucho tiempo que pase.
Magnifica entrada amiga. Gracias por tu visita a mi blog cuando estaba de vacaciones. Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Preciosa forma de ver el mundo.

Saludos y un abrazo.

lola dijo...

Buenos tardes¡¡ Karu
Gracias por compartir tu ternura y amistad